Consumo: comprar una casa o alquilarla, qué debes tener en cuenta

comprar una casa o alquilarla
Consumo: comprar una casa o alquilarla, qué debes tener en cuenta

¿Pensando en comprar una casa? En España tenemos una fuerte cultura de compra de inmuebles. Casi todos hemos oído alguna vez algo similar a “alquilar una vivienda es tirar el dinero en comparación con pagar una hipoteca”, pero lo cierto es que esto es una visión miope de la realidad.

No todos estamos en disposición de comprar una casa y ni siquiera aunque pudiéramos sería necesariamente la mejor opción.

Por ejemplo, una persona que está pensando en mudarse de ciudad en cuanto su trabajo se lo permita, puede preferir alquilar para irse cuando surja la oportunidad. Con una casa comprada, se tendrá muchísimo dinero retenido en el inmueble hasta que se pueda venderlo, y la hipoteca puede ser una razón que nos imposibilite tomar la oportunidad en una nueva ciudad cuando esta surja.

Además, una hipoteca es un gasto ineludible, mientras que de un alquiler siempre se puede salir hacia uno más barato si las cosas se ponen feas en la economía familiar. En general, en una misma zona de la ciudad, un alquiler siempre suele ser algo más barato que lo que se debería pagar por la hipoteca, a la que además habría que añadir algunos gastos como seguros y comunidad, que en un alquiler no tienen por qué ser soportados.

Por otro lado, comprar una casa nos da más seguridad porque si hay problemas, siempre se puede intentar vender, y es probable que valga más que cuando la compramos. De hecho, tradicionalmente, solía ocurrir que según avanzaban los años de hipoteca, el pago de la cuota acababa igualándose o incluso siendo inferior al pago de los alquileres de inmuebles similares en la zona, debido a la inflación. Pero cuidado. Decimos que es probable, ya que como demostró la última crisis, no se trata de una inversión 100% segura y puede suceder que el precio del inmueble baje. Igualmente con los tipos de interés variables, puede ocurrir que en el largo plazo, las cuotas de la hipoteca suban de forma importante.

Entonces, ¿Cuándo comprar una casa?

En primer lugar necesitamos estabilidad financiera. Idealmente un trabajo a largo plazo que nos ofrezca ingresos suficientes. Para considerarlos suficientes, debes pensar que las cuotas de tus préstamos, incluyendo los créditos rápidos, no deben superar el 35% de tus ingresos mensuales. Si lo hacen, estarás en riesgo de tener problemas financieros.

También debes tener estabilidad en cuanto a tu situación familiar. Es decir, que preveas que no vas a tener que mudarte a otra casa y saber qué familia esperas tener. Ten en cuenta que en los partos puede haber sustos, por ejemplo los gemelos o mellizos vienen cuando uno menos se lo espera y son más probables de lo que nos pensamos. También es habitual que algún familiar anciano, tenga que pasar sus últimos años en casa con nosotros. En todo caso, cuando compres una casa ten en cuenta el tamaño de la familia que, en principio, piensas que vas a tener.

El momento del ciclo económico también es importante. En una época de crisis en la que se tiene liquidez puede ser inteligente dar el paso de comprar una casa y aprovecharse de la bajada de precios en el mercado.

En definitiva, debes comprar una casa cuando surja una buena oportunidad y está se adecúe a tu plan de vida. No cedas ante la presión social.

Consumo: comprar una casa o alquilarla, qué debes tener en cuenta
Tu opinión
Related Posts
Leer entrada anterior
Errores comunes al trabajar online
No cometas estos errores si quieres trabajar online

Cuando se necesita dinero rápido es tentador lanzarse a internet y empezar a buscar oportunidades para trabajar. Sin embargo, muchas...

Cerrar