Minicréditos rápidos online

Cómo conseguir minicréditos rápidos online

¿Qué son los minicréditos rápidos online y cómo funcionan?

Los minicréditos online, también llamados minicréditos al instante o urgentes, son un producto muy buscado por los particulares. Se trata de un servicio muy útil para personas con una necesidad esporádica de dinero rápido. Además, son mucho más flexibles que los préstamos de los bancos tradicionales en lo que se refiere a los requisitos exigidos a los prestatarios.

A continuación te explicamos en qué consisten, los tipos que hay, cómo elegir el microcrédito que mejor se adapta a ti, y los pasos para solicitarlo.

En qué consisten los minicréditos al instante

De forma general, se considera que los mini créditos al instante son una modalidad de préstamos por una cantidad inferior a 1.000€. Se trata además de un tipo de crédito sin papeleo, tramitado a través de internet, con un proceso automático de evaluación de la solicitud. Esto permite que la respuesta del prestamista sea instantánea. Desde que se acepta tu solicitud, hasta la transferencia no suelen pasar ni 24 horas.

En algunos casos verás que las entidades de préstamo tradicionales, como los bancos y las cajas de ahorro, usan el término minicréditos rápidos para otros productos. En su caso, los minicréditos rápidos onlineminicréditos online pueden alcanzar hasta 30.000 €. Pero ni la forma de solicitud ni sus plazos tienen nada que ver con los minicréditos rápidos online. En definitiva llaman así a los créditos al consumo que no requieren una gran cantidad como una hipoteca o un préstamo para un emprendimiento empresarial. Es decir, son productos muy diferentes a los que analizamos aquí, aunque se refieran a ellos con el mismo nombre.

Las características de los minicréditos rápidos online

Sus tres características básicas son:

  • inferior a 1.000€
  • rápidos
  • sin papeleos

Todo lo que necesitas para presentar la solicitud es una conexión segura a internet, y un dispositivo como un ordenador, o un móvil. Lo normal es que entre 15 y 20 minutos después de haber rellenado y presentado la solicitud, ya sepas si se te va a conceder el minicrédito. Durante ese tiempo, y a partir de los datos que le has facilitado, el prestamista comprueba tu estado financiero.

Qué más debes saber sobre los minicréditos personales

Es importante que no compartas este tipo de datos con cualquiera que te los solicite. La entidad a la que dirijas tu solicitud debe ser fiable y profesional. De esta forma evitarás riesgos y posibles estafas. En nuestra página encontrarás información básica sobre algunas de las principales empresas que ofrecen minicréditos nuevos en España. Con nuestro buscado tendrás la certeza de estar tratando con prestamistas profesionales, que se rigen por la legislación europea.

Por último, ten en cuenta que la cantidad de 1.000€ es sólo orientativa del máximo que los prestamistas están dispuestos a asumir para este tipo de solicitudes. Es posible que lo que tú necesitas sea menos, y la mayoría de las entidades te permiten seleccionar el importe que desees hasta este máximo. También puede suceder, que una vez que ya has solicitado y devuelto un minicrédito, el prestamista esté dispuesto a aumentar la cantidad si vuelves a solicitar otro. Esto se debe a que una vez que han demostrado que cumplen los plazos, algunas entidades de crédito se muestran más favorables a confiar en sus clientes.

Cuándo solicitar minicréditos rápidos online

Los mini créditos rápidos son especialmente útiles para solventar una urgencia financiera, cuando no se dispone de liquidez. Un minicrédito puede permitirte hacer frente a un gasto imprevisto, que de otra forma podría acarrearte consecuencias en el futuro, o impedirte seguir con tu día a día. Son una solución eficaz para atajar problemas como multas, urgencias médicas o impagos en facturas que puedan suponer cortes de suministro.

La solicitud de minicréditos rápidos está especialmente recomendada para este tipo de vicisitudes, pero también sirven para aprovechar ocasiones especiales. Algunas personas los utilizan también para beneficiarse de oportunidades únicas como compras o viajes a los que no podrían acceder con sus propios recursos. Aunque no se aconsejan para simples caprichos, pueden ayudarte a abordar los imprevistos con tranquilidad, sin que supongan una alteración de tu vida cotidiana.

Minicréditos rápidos online: cuáles son los tipos que hay

Las condiciones para la solicitud y devolución de los minicréditos son los dos principales elementos que los diferencian. Además, pueden variar en la forma de presentar la solicitud, y también en si la empresa que los ofrece forma parte de la ASNEF o no. A continuación puedes ver una lista con los principales tipos de microcréditos al instante, según estas categorías. Pero recuerda que todos ellos tienen en común su máximo en torno a los 1.000 € por solicitud, y la rapidez en su gestión.

  1. Minicréditos con ASNEF

Se trata de un tipo de minicrédito online que se deferencia del resto porque la entidad que lo ofrece es parte de la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito. Esta asociación reúne en torno a sí las principales entidades de créditos especializadas en financiación de crédito al consumo del país. Como usuario, esto te garantiza en primer lugar, que las empresas de préstamo registradas en ella sean profesionales. Además, si la entidad a la que decides solicitar el minicrédito es miembro de ASNEF, podrás hacer incluso si tu nombre aparece en el registro de morosos.

Según los requisitos para la solicitud

  1. Minicréditos rápidos sin aval

Son aquellos en los que el prestamista no te exige que avales el minicrédito con tu patrimonio. Normalmente demostrar los avales, o contar con una tercera persona que figure como avalista supone una cierta ralentización de los trámites, porque implica que con la solicitud aportes más documentación. Pero con esta modalidad evitas las demoras que implica el aval.

  1. Minicréditos rápidos sin nómina

Se trata de aquellos minicréditos online en los que la entidad te acepta como cliente aunque no cuentes con una nómina. Esto es una exigencia habitual para demostrar que tienes una fuente continuada de ingresos con la que devolver el crédito en el futuro. Pero algunos prestamistas están dispuestos a concederte mini prestamos al instante si puedes demostrar que eres pensionista o beneficiario de una prestación, por ejemplo por desempleo.

Según la forma de presentación de la solicitud

  1. Minicréditos rápidos online

En este caso, la clasificación se refiere a aquellos minicréditos cuya solicitud se presenta a través de internet. Para ello debes contar con un dispositivo como un ordenador, una tablet… y una conexión segura. Al presentar tu solicitud, el prestamista te guiará a través de un formulario automatizado, con el que sabrás en seguida si eres un candidato apto, y si su respuesta es favorable. Si necesitamos más capital, existen también créditos rápidos online.

  1. Minicréditos sin papeleo

Son todos aquellos mini créditos al instante que no requieren de documentación impresa para su solicitud ni contrato: por supuesto los minicréditos online que acabamos de describir, y también aquellos que pueden tramitarse telefónicamente. Pero recuerda que todos ellos suponen igualmente un contrato.

Ten en cuenta que esta clasificación no es mutuamente excluyente. Un mismo minicrédito puede entrar dentro de varias categorías. En realidad así suele ser, puesto que las entidades tratan de ofrecer los servicios más competitivos posibles.

Solicitar minicréditos rápidos online: pasos a seguir

Ésta es la modalidad de minicrédito más sencilla de tramitar, porque puedes presentar la solicitud desde donde quieras y en el momento que mejor te venga. Una vez que hayas comparado entre la amplia oferta de minicréditos online, todo lo que necesitas es demostrar que cumples los requisitos exigidos por el prestamista. A continuación enumeramos los más frecuentes. Recuerda que si eliges un minicrédito con ASNEF las condiciones se adecuarán siempre a la legislación europea vigente:

Requisitos obligatorios para los minicréditos inmediatos

  1. Ser mayor de edad, y estar en condiciones de decidir por ti mismo, es decir, tener capacidad para obrar. En el momento de tramitar la solicitud debes tener 18 años cumplidos. Esta es la edad mínima, pero algunos prestamistas pueden ampliarla, por ejemplo hasta los 21 años. Esto se debe a que según algunos estudios manejados por los prestamistas, es más probable que se produzcan impagos entre las personas muy jóvenes. Igualmente, algunos prestamistas establecen una edad máxima para aceptarte como cliente. Los límites más comunes son 65, 67, 70 o 75 años.
  2. Tener residencia habitual en España, lo que en el caso de ser extranjero puedes demostrar con el NIE. Si eres español tendrás que disponer de una copia de tu DNI. Recuerda que sea cual sea tu caso, tanto uno como otro documento no pueden estar caducados.
  3. Facilitar al prestamista un número de cuenta en el que hacerte el ingreso. Es necesario que tú seas el titular o cotitular de esta cuenta. Ninguna entidad de crédito profesional accederá a hacerte el depósito del minicrédito en una cuenta que no esté a tu nombre. Esto se debe a que para el prestamista el resguardo del ingreso supone un justificante de a quién, cuándo y por qué importe hicieron el depósito del minicrédito. Además ha habido casos de estafas de personas pidiendo financiación a nombre de otras y ahora las entidades se aseguran mucho de que esto no sea posible.

Requisitos adicionales de los minicréditos rápidos

  1. Demostrar que dispones de una fuente regular de ingresos (nómina, pensión, prestación, ingresos frecuentes como autónomo…)
  2. Disponer de un aval, o que otra persona te avale con su patrimonio. En este caso ten presente que habrás de demostrar que cuentas con el consentimiento de esta tercera persona, y disponer de sus datos (DNI o NIE, número de teléfono, documentación que demuestre la propiedad sobre el aval…)
  3. Contar con alguien que comparta contigo la titularidad del minicrédito, de manera que en caso de que tú no pudieras asumirlo, se haga cargo de su devolución. Igualmente deberás tener a mano sus datos.
  4. Facilitar al prestamista un teléfono de contacto, para poder comprobar que realmente eres tú. Otra forma sencilla de evitar fraudes. Con una llamada se asegurarán de que es realmente contigo con quien están tratando.

Qué debes tener en cuenta antes de solicitar minicréditos rápidos online

En primer lugar, infórmate bien sobre las condiciones, y evalúa cuáles son tus necesidades reales. En este tipo de servicios la inmediatez es un extra que pagas, por lo que sólo debes optar por un mini crédito al instante si realmente necesitas efectivo con urgencia. Las opciones son muchas, por lo que puedes empezar haciéndote una lista con todas ellas. Luego descarta aquellas entidades cuyos requisitos no cumplas, hasta quedarte con las más interesantes para ti.

Se responsable y evalúa tus posibilidades

Antes de nada, debes estar seguro de que un mini crédito al instante es tu mejor opción. Valora los pros y los contras, y solicítalo sólo en aquellos casos en los que de verdad supongan una ventaja, o sean imprescindibles para solventar una emergencia. Para orientarte, te recordamos algunas situaciones en las que el minicrédito puede suponer una verdadera ayuda:

  1. Pago de multas
    2. Averías en dispositivos como el ordenador, el coche… que impidan que puedas seguir trabajando
    3. Cortes de suministro
    4. Pagos que si se dilatan en el tiempo suponen un recargo
    5. Accidentes que impliquen asistencia médica.
    6. Otro tipo de consultas médicas.

Compara las distintas opciones en el mercado

Debes seleccionar el minicrédito que mejor se adapte a tus necesidades, teniendo en cuenta los requisitos para tramitar la solicitud de la entidad que elijas. Si es la primera vez que cas a solicitar uno, no dejes de utilizar nuestro comparador de préstamos pues hay varias entidades que ofrecen el primer minicrédito gratis sin intereses, o con unos intereses muy bajos. Hay minicréditos a 60 días, e incluso a 90 días aunque no es lo más común. Lo que todos ellos comparten es que son minicréditos sin papeleos.

Recopila información sobre las condiciones

Antes de comprometerte con el contrato, sé cauto y ten bien claro cuáles son las condiciones de devolución:

  1. Los plazos
    2. Los intereses, calculando la cantidad total a devolver, sumando al préstamo los intereses.
    3. Las condiciones en caso de que tuvieras que solicitar una prórroga
    4. Si existe una reducción de intereses en caso de que lo devuelvas antes de los plazos previstos.

Prepárate antes de comenzar la solicitud de tu minicrédito

No te quedes con dudas, si no encuentras la respuesta a alguna de tus preguntas búscala en el apartado de preguntas frecuentes de la entidad. También es posible que puedas planteársela a un operador si el prestamista tiene un teléfono de contacto. Cuando te dispongas a rellenar la solicitud de los minicréditos rápidos online, ten a mano:

  1. La documentación
    2. El número de cuenta donde quieres que te hagan el ingreso.
    3. Un número de teléfono móvil del que seas titular.
    4. El nombre y la documentación de la persona que va a ser el cotitular de tu minicrédito. 
    Minicréditos rápidos online
    5 (100%) 1 opiniones