Los pequeños créditos con ASNEF son muy fáciles de conseguir

pequeños créditos con asnef
Los pequeños créditos con ASNEF son muy fáciles de conseguir

Ser registrado en ASNEF es algo que le puede pasar a cualquiera. Desde no darse cuenta de que se tiene que pagar una pequeña factura, hasta no pagarla conscientemente porque se considera que la compañía que nos factura no ha cumplido con sus obligaciones, lo cierto es que para las empresas cualquier impago es susceptible de ser notificado al registro de morosos. Y ahí empiezan los problemas.

Si bien ser registrado en ASNEF es bastante rápido, desaparecer del registro conlleva más papeleo. Hay que pagar la deuda, por supuesto, pero también pedirle a la empresa que nos registró que notifique a ASNEF que nuestro nombre debe desaparecer de su base de datos.

Si mientras ocurre todo esto, sucede algo inesperado que nos genera un gasto y nos sorprende sin efectivo, seguramente nuestra única opción sea acudir a los minicréditos con ASNEF. La buena noticia es que conseguir uno es realmente fácil.

Más allá de tener un DNI o NIE que acredite tu residencia en España, ser mayor de edad y tener una cuenta bancaria a tu nombre, las entidades solo te pedirán que puedas demostrar que tienes ingresos regulares para estudiar tu solicitud de pequeños créditos con ASNEF. Teniendo en cuenta que no es necesario que estos ingresos provengan de una nómina, son unos requisitos realmente laxos.

Además, como los pequeños créditos con ASNEF están pensados para urgencias todo el trámite de solicitud se realiza en menos de 20 minutos. Una vez enviada tu información, recibirás una propuesta no vinculante que puedes aceptar o rechazar. Solo formalizas el contrato si aceptas la propuesta, y como en cualquier otro contrato, tienes derecho de desistimiento durante 14 días.

Por eso, si te rechazasen en una empresa, puedes probar suerte en otra. Al fin y al cabo la solicitud es gratuita y el tiempo necesario para hacerla es muy poco.

¿Cuándo no debes solicitar un pequeño crédito con ASNEF?

Si tienes la más mínima duda de si vas a poder devolverlo o no, seguramente sea mejor que te abstengas de pedir un pequeño créditos. Estos pequeños créditos con ASNEF están pensados para urgencias, pero no son buena opción para personas con problemas de dinero porque los intereses asociados son altos. Ejemplos de casos en los que no se debe pedir este tipo de servicio son:

  1. Para pagar una cuota de otro préstamo: Porque generarás más intereses todavía y muy probablemente en 30 días cuando venza el pequeño préstamo tendrás el mismo problema otra vez.
  2. Cuando la cantidad que vas a pedir supera el 35 % de tus ingresos mensuales, porque el mes que viene tendrás que dedicar esa cantidad más los intereses generados a la devolución del préstamo, y es muy probable que eso te ocasione problemas financieros.

Por el contrario, si tienes claro que cuando se pase el plazo del crédito podrás devolverlo sin problemas, poco importa que estés en ASNEF para pedirlo. Lo importante es que tu situación financiera te permite acceder a este dinero y eres libre de hacerlo aun estando en ASNEF. Si quieres saber cómo salir de ASNEF mira este post.

Los pequeños créditos con ASNEF son muy fáciles de conseguir
Tu opinión
Related Posts
Read previous post:
5 deportes baratos para ponerte en forma
5 deportes baratos para ponerte en forma

Estar saludable y ponerse en forma no sólo debe ser un propósito cada vez que se acerca la primavera, sino...

Close