Plazos de prescripción para la reclamación de gastos de la hipoteca

plazos reclamación gastos hipoteca
Plazos de prescripción para la reclamación de gastos de la hipoteca

Estamos viviendo una época histórica en el que el Tribunal Supremo (TS) dictaminó en contra de los bancos y a favor de los clientes al entender que hay una serie de cláusulas referentes a los gastos derivados de la hipoteca, que pueden ser consideradas como abusivas en el momento en el que se firma el contrato para una hipoteca.

Esta sentencia tuvo lugar el 23 de diciembre del año 2015 y es lógico pensar que haya muchas personas que tengan dudas al respecto y que se pregunten hasta qué punto ellos pueden reclamar si su hipoteca tuvo lugar en los años anteriores. Es decir, cuándo tiene lugar la prescipción de las cláusulas abusivas y con qué plazo cuentan para reclamar los gastos de una hipoteca cancelada.

¿Qué gastos de hipoteca se pueden reclamar?

Lo primero que hay que aclarar es qué tipo de cláusulas se han entendido como abusivas por parte del TS. Nos estamos refiriendo al pago de todas las comisiones, gastos y tributos que estaban asociados o que se derivaban de un préstamo hipotecario, pero no la hipoteca en sí. Digamos que se les puede entender como añadidos que, hasta la fecha indicada corrían a cuenta del solicitante y que desde el 2015 se considera que no debería ser de esa forma.

Desde el Supremo entienden que el principal interesado frente a un préstamo en que toda la documentación y las inscripciones oportunas se lleven a cabo son las entidades financieras, puesto que con esta transacción obtienen un beneficio obvio (en forma de comisiones) además de constituir así una garantía real del acuerdo y, por tanto, también la posibilidad de tomar medidas en caso de no cumplirse. La comparación de préstamos e hipotecas es importante y es que no todos son similares.

Los bancos, para ahorrarse todo este dinero, comenzaron a emplear cláusulas para que todo este peso recayera siempre en el solicitante. El efecto de la acción de nulidad de cláusulas abusivas repercute en que esto ya no puede ocurrir más.

Desde la propia Ley General de Consumidores y Usuarios, en concreto en el artículo 89 se detalla que esta circunstancia ocasiona un grave desequilibrio entre el consumidor y quien hace el préstamo y que, por tanto, se puede considerar como abusiva. Tanto es así que todos los gastos derivados del préstamo mencionados recaían, en su totalidad, sobre el hipotecante, sin que hubiese ningún tipo de reparto con la entidad financiera en cuestión. Siendo así la nulidad de este tipo de contratos se considera de pleno derecho y es por este motivo por el que se pueden reclamar estos gastos.

No hay un plazo de reclamación para los gastos hipotecarios

Desde que saltó la noticia son muchas las personas que han acudido corriendo a Internet en busca de información básica sobre este asunto apara resolver todas sus dudas y no es de extrañar que términos tales como ‘hipoteca cancelada reclamar gastos’ hayan sido de los primeros en Google. Hay que aclarar que tanto en este caso que se está tratando sobre cláusulas abusivas de formalización de hipoteca como en el caso de las cláusulas suelo, ambas se han considerado nulas en pleno Derecho y esto se traduce, sistemáticamente, en que no hay ningún plazo límite al que ceñirse a la hora de poner una reclamación frente a una entidad financiera.

De esta manera, los consumidores que hayan contratado una hipoteca (sea del año que sea y por la cantidad que corresponda) tienen todo el derecho a reclamar a su banco por todos esos gastos asociados que, en ningún momento, debieron recaer totalmente sobre ellos. Incluso se puede reclamar cuando la hipoteca ya ha sido pagada al completo o cuando, por los motivos que fueran, ésta fue cancelada.

Lo que dictamina la sentencia del Tribunal Supremo es que todos esos gastos nunca debieron de corresponder al hipotecante, en ningún caso y bajo ningún concepto. Por eso, todo aquel que quiera está a tiempo de reclamar y puede contar con que tienen el caso ganado. Algunos abogados que se han especializado en este tipo de demandas ofrecen, de hecho, un servicio de coste cero para el demandante.

¿Tiene algún coste reclamar los gastos hipotecarios?

Esto se traduce en que el abogado no le pide a su cliente ni un céntimo y, una vez ganado el caso, es el propio banco el que tiene que pagar al abogado que defendió a su oponente. Como algunas hipotecas pueden tener unos cuantos años, de no estar seguros, lo mejor es revisar con detenimiento el contrato que se firmó en su día y fijarse muy bien en este tipo de gastos para comprobar si el pagó recayó en uno mismo o en el banco. De ser la opción primera, lo mejor es reclamar.

Para poder proceder lo primero que hay que hacer es acudir a la entidad en cuestión que facilitó el préstamo y poner una reclamación. Una vez que pasen dos meses (se tenga respuesta o no y, sobretodo, si ésta es negativa) se puede interponer una demanda judicial y es en ella donde se ha de solicitar la nulidad.

Plazos de prescripción para la reclamación de gastos de la hipoteca
Tu opinión
Related Posts
Leer entrada anterior
Qué hacer con un crédito rápido en verano
5 cosas que un crédito rápido te permite hacer este verano

Los créditos rápidos tienen la gran ventaja de ofrecernos una gran flexibilidad a la hora de utilizar nuestro dinero. En...

Cerrar