Préstamos Personales online

Préstamos personales: Todo lo necesario para pedirlos

Préstamos personales online: ¿Cuál es el mejor y cuál te conviene?

¿Estás buscando el mejor préstamo personal? ¿Ya sabes lo que te van a solicitar? En este artículo te explicamos todo lo que necesitas saber y en nuestra página, podrás encontrar además una comparativa de préstamos personales actualizada.

Los préstamos personales pueden dividirse en dos categorías: los préstamos personales tradicionales y los préstamos personales online. En estos últimos hay una característica fundamental que es la inmediatez del servicio.

Aunque dirijas y planifiques tu economía personal o familiar de manera responsable, el día a día a veces Préstamos Personales onlineexige hacer pagos totalmente inesperados. En los últimos años la oferta de préstamos personales rápidos ha aumentado considerablemente, haciéndose con un hueco importante en el mercado de los créditos personales. Actualmente, son muchas las empresas crediticias que cuentan con ellos en su oferta. Aquí te presentamos las distintas modalidades, sus ventajas y posibilidades, para que puedas elegir el que más te conviene en función de tu situación. Utiliza nuestro simulador de préstamos personales para ayudarte, en el comparador de préstamos online, podrás ver de forma más clara las diferentes posibilidades a las que acceder.

Préstamos personales rápidos: lo que necesitas saber

Los préstamos personales sirven para hacer frente cuanto antes a un gasto imprevisto que por una u otra causa no se puede demorar en el pago. Si estás considerando préstamos o créditos personales para solucionar una urgencia económica, ya te habrás dado cuenta de que las ofertas disponibles en el mercado son muchas. Por eso, comparar e informarse  en un simulador de préstamos es recomendable antes de tomar una decisión es fundamental.

Pese a la baja consideración en que algunos tienen este tipo de producto, si sabes cómo utilizarlo puede ser una herramienta muy útil. Es cierto que sus intereses son más altos que los de otros préstamos tradicionales. Simplemente estamos pagando la inmediatez y el riesgo asociado a la misma. Ten en cuenta que cualquier entidad bancaria tradicional se toma su tiempo para tomar la decisión de su concederte un préstamo o no, pero a veces los particulares necesitan hacer los pagos de forma inmediata. Por eso, cuando evalúes los préstamos rápidos online debes considerar sus ventajas: la rapidez con que se gestionan, lo fácil que es solicitarlos y los pocos requisitos que te exigen para concederlos. Dedica un poco de tiempo a elegir el que más se adapta a tus necesidades para asegurarte de seleccionar el mejor crédito personal para ti.

préstamos personales rápidosExisten otras posibilidades en la banca tradicional pero no cubren la rapidez que presentan estos, un ejemplo de ello son los préstamos personales del BBVA, de la Caixa o del Santander. Son préstamos personales baratos en comparación con estos pero los trámites requieren de más tiempo y documentación por norma general.

Antes de solicitar préstamos personales online

Evaluar cuáles son tus necesidades reales es el primer paso que debes dar antes de embarcarte en la aventura de seleccionar un préstamo personal de cualquier tipo. A menudo, la publicidad presenta los préstamos personales rápidos como una forma de darte un capricho. Desde aquí, te desaconsejamos que actúes impulsivamente, y valores si la urgencia es un factor realmente importante o no. Porque esta es la principal característica de los préstamos personales rápidos. Te ayudan frente a una necesidad urgente cuando de otro modo sería imposible conseguir liquidez en tan poco tiempo.

Si después de reflexionar te das cuenta de que tu caso requiere de un pago inmediato, debes trazar un plan a corto plazo. Ten en cuenta los plazos de devolución que marcan las distintas empresas de créditos personales. Existen como ya hemos comentado tanto simuladores como calculadoras de préstamos personales. Calcula el precio total, que terminarás pagando, sumando a la cantidad prestada los intereses. Y anticípate a los problemas, informándote sobre las posibilidades de prórroga y sus costes adicionales.

¿Cómo calcular préstamos personales? Analiza bien los costes

Tienes que tener claro si te compensa el precio que vas a pagar por disponer del dinero para tus gastos con tanta rapidez. También necesitas saber cómo asumirás el coste extra que pagarás por el servicio del prestamista, y planificar tu economía hasta devolver el crédito y los intereses. Esto puede sonarte muy elemental, y quizá un poco aburrido, pero es la forma más fácil de asegurarte solventar tu día a día con tranquilidad.

Algunos clientes de préstamos personales rápidos los utilizan como un trampolín para afrontar pagos que de retrasarse podrían suponer un incremento de la deuda. Cuando ya han resuelto este problema, solicitan un préstamo tradicional y con él abonan el préstamo personal rápido anticipándose a los plazos de devolución. De esta forma eliminan parte de los altos intereses de este tipo de producto. La refinanciación implica una planificación más compleja, pero no es nada que no puedas llevar a cabo si le dedicas algo de tiempo.

¿A qué llamamos préstamos personales?

Ahora que ya estás un poco familiarizado con los préstamos personales rápidos, vamos a profundizar un poco en sus características. Para empezar, cuando se habla de rapidez, principalmente se refiere al tiempo que tarda el prestamista en hacerte el depósito solicitado. Una vez que acepta tu solicitud, puedes llegar a tener el dinero disponible al día siguiente.

Pero los préstamos personales rápidos, lo son en más de un sentido. El tiempo que te llevará comprobar si cumples los requisitos y presentar tu solicitud también será muy breve. Igualmente, el plazo de gestión, desde que presentas la solicitud hasta que te dan una respuesta, afirmativa o negativa, también es muy corto. Normalmente sólo de 15 a 30 minutos. Esto es posible gracias a los llamados préstamos personales online, o créditos personales sin papeleo.

Cuáles son los tipos principales de préstamos personales

Como ves, aparentemente puede parecer que hay una gran variedad de préstamos personales distintos. En realidad las precisiones se refieren a distintos aspectos de un mismo producto, los préstamos personales rápidos. Se llaman préstamos personales online, porque su solicitud, gestión y concesión se hace a través de internet. Como esto agiliza muchísimo los trámites, incluso en la transferencia del dinero por parte del prestamista, se llaman también préstamos personales rápidos.

A medida que investigues y vayas comparando todas las posibilidades de créditos personales, te encontrarás con otros términos. Por ejemplo, préstamos sin requisitos, por los pocos datos que son necesarios presentar a los prestamistas en comparación con los préstamos tradicionales. Dentro de ellos, y según te exijan o no determinadas circunstancias, encontrarás préstamos sin aval, sin nómina… Y en general, como las cantidades prestadas son siempre pequeñas, verás que se anuncian como mini préstamos online  al instantemini créditos.

En general, la variedad en los tipos se refiere a alguna característica específica en las condiciones del contrato. Un último tipo con el que puedes encontrarte son los llamados préstamos personales rápidos con ASNEF. En este caso se refiere a que puedes solicitar un préstamo personal aunque aparezcas en el registro de la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito. Esta asociación es quien gestiona los ficheros de morosos en España.

Préstamos personales online: ¿Cómo solicitarlos?

Los préstamos personales rápidos son un tipo de crédito que el prestamista se ofrece a valorar y conceder en muy poco tiempo. La mayor parte de las veces tan sólo entre 24 y 48 horas. Para conseguir moverse tan deprisa, la mayoría de estas empresas solamente aceptan solicitudes online. Pero no te preocupes, esto no te planteará ningún problema porque tienen informatizados los procesos de solicitud, para ponértelo fácil. Además, los formularios que rellenas en sus páginas están automatizados, de forma que tardan muy poco en comprobar tus datos.

Algunos prestamistas atienden también solicitudes por teléfono, pero lo más común es que sean siempre a través de internet. Con todo, durante el proceso online, es frecuente que te pidan un número de teléfono móvil al que enviarte un código de comprobación. Cuando les confirmas este código, pueden estar seguros de que están tratando realmente contigo. Este procedimiento es el mismo que se utilizan algunas entidades financieras y de otro tipo, para evitar fraudes de una forma sencilla.

Para las empresas de préstamos personales rápidos, la confianza en sus clientes es importante. En primer lugar porque los datos y requisitos que te exigen son muy pocos, si comparas con otras entidades más tradicionales. También porque priorizando la rapidez, deben asegurarse de que cumples los requisitos necesarios para que en el futuro puedas devolver el crédito. Por eso, algunos prestamistas no conceden préstamos personales rápidos a menores de 21 años, o mayores de 65.

Requisitos a la hora de solicitar créditos personales

Solicitar un préstamo personal rápido puede ser tu mejor opción para resolver pagos realmente urgentes. Hay situaciones en las que una deuda puede paralizar tu vida, y no puedes esperar a que llegue tu próxima nómina. La simple lógica te permite saber cuándo un préstamo personal rápido es una buena solución. Si ya te has decidido por esta modalidad de crédito personal, te damos las claves para gestionar tu solicitud. No te preocupes, como te imaginarás, en un producto en el que la rapidez es tan importante los trámites son sencillos.

Lo que siempre será imprescindible para solicitar un préstamo personal

Como ya hemos mencionado, la mayor parte de los créditos personales que se conceden en un intervalo de tiempo corto son en realidad préstamos personales online. Para presentar la solicitud necesitas un ordenador, tablet o teléfono con conexión segura a internet. Recuerda que como hemos explicado, también te requerirán un número de móvil.

La documentación imprescindible a la hora de pedir la mayoría de préstamos personales online comprende varios documentos. El primero es tu DNI o NIE, y el de la persona que será el cotitular del préstamo personal. Luego necesitas una cuenta bancaria a tu nombre, y un documento con el que demuestres tener ingresos regulares. En principio eso es todo, pero algunas empresas pueden pedirte un aval.

Préstamo personal: ¿por qué es necesaria esta documentación?

El DNI o el NIE (si no tienes la nacionalidad española) sirven para demostrar que eres mayor de edad y tienes una residencia en España. Estos dos requisitos son imprescindibles para que puedas firmar un contrato como el que suponen los préstamos personales. Recuerda que, si la hay, también necesitas el número de documento de la persona que ejercerá de cotitular (quien se hará cargo del préstamo personal en caso de que tú no puedas hacerlo). Los dos documentos deben estar actualizados y sin caducar.

Con el número de cuenta que les facilitas, las empresas de crédito personal te envían el dinero, una vez confirmada tu solicitud. Es obligatorio que figures como titular o cotitular de esta cuenta, porque el justificante del abono servirá al prestamista para demostrar a quién, cuándo y por qué cantidad, hizo el préstamo.

Por último, las empresas de préstamos personales online te piden siempre que justifiques cómo te harás cargo del pago del crédito personal en el futuro. Para ello, a muchos les basta con tu nómina, pensión o a veces también justificante de prestación por desempleo. A mayores pueden pedirte que avales el contrato del crédito personal con tus bienes patrimoniales, o los de una tercera persona que ejerza de avalista. 

Préstamos Personales online
4.5 (90%) 2 opiniones