¿Son caros los créditos rápidos?

¿Son caros los créditos rápidos?
¿Son caros los créditos rápidos?

En este blog vamos a hablar mucho de créditos rápidos y, por eso, hemos pensado que era buena idea comenzar hablando sobre sus precios.


Pensamos que para considerar algo caro o barato no solo debemos fijarnos en el precio, sino también del valor de lo que ofrece.

En muchos ámbitos, las críticas a los altos intereses de los créditos rápidos son constantes y se recomienda optar casi por cualquier otro tipo de financiación, pero ¿están justificadas estas afirmaciones? Vamos a ver el valor que nos ofrecen comparados con otras opciones.

Su principal característica está clara: son rápidos

El hecho de poder conseguir un crédito o un préstamo en 10 minutos es un servicio realmente sensacional. Hasta no hace mucho, conseguir financiación era un proceso que llevaba varios días o incluso semanas. Tenías que acudir al banco, dar miles de explicaciones, permitirles que te investigasen y esperar y esperar.

Ahora existe la posibilidad de hacerlo todo online y en unos pocos minutos, pero lógicamente eso conlleva un mayor riesgo para el prestamista y, por tanto, tiene un precio.

Popularmente se dice que el tiempo es dinero, y aquí se aplica perfectamente esta expresión. Los créditos rápidos, son especialmente eficientes en estas dos dimensiones de tiempo:

  1. Optimizas tu tiempo en la solicitud: Tu tiempo vale dinero
  2. Puedes conseguir el dinero ya: Un servicio urgente vale dinero

Los requisitos son muy fáciles de cumplir

Los prestamistas exigen a sus clientes cumplir ciertas características y en el caso de los créditos rápidos estas se limitan a tener residencia en España, una cuenta bancaria y ser mayor de edad. A partir de ahí, puedes conseguir dinero. Sin embargo, para cualquier banco o caja de ahorros, estos simples requisitos no serán suficiente y querrán comprobar si tienes un trabajo, si estás en un registro de morosos, si has utilizado créditos anteriormente y muchas cosas más.

Es un servicio muy concreto y especializado

Cuando necesitas una pequeña cantidad de dinero, pero no quieres o puedes pedírselo a tus familiares y amigos tienes muy pocas opciones. No es fácil que un banco esté dispuesto a prestarte entre 50 y 300 € si no tienes una cuenta bancaria y una tarjeta de crédito con ellos.

Para un banco, es una cantidad tan pequeña que no les merece la pena estudiar tu caso. Sin embargo la financiación rápida online sí que te ofrece esta posibilidad. Pero con cuotas de intereses similares a los de los bancos apenas ganarían nada en un préstamo de 300 € durante un mes. Los intereses serían tan poco dinero, que no compensarían el trabajo y en consecuencia nadie ofrecería este servicio. Por eso, no tiene mucho sentido comparar el tipo de interés de un préstamo de un banco que generalmente es de una cantidad importante, con un micropréstamo de menos de 500 €.

Los créditos rápidos no son caros, son un producto especializado

En conclusión, no consideramos que los créditos rápidos sean caros, si los vemos como lo que es: un producto especializado y difícil de encontrar.

Por tanto, es un producto financiero con un precio que solo lo hace recomendable en ciertas circunstancias especiales en que se necesita dinero rápido. Otra cuestión, sería solicitarlos para pagar un capricho. Es posible y todo depende de la situación financiera de cada, pero en este caso quizá si podríamos considerarlos caros. Hablaremos sobre ello en otro post.

¿Son caros los créditos rápidos?
4 (80%) 4 opiniones
Related Posts